Aprende a reparar tu cabello dañado con esta remedio hecho de maizena

Las mujeres siempre suelen cuidar su cabello demasiado, ya que esto es algo que las hace ver muy atractivas y por ende invierten buenas cantidades de dinero para poder arreglarlo.

El problema es que no todas las mujeres suelen tener solvencia económica para poder arreglarlo, así que siempre están en la búsqueda de alternativas que sean muy efectivas.

Por ello te daremos a conocer un excelente remedio casero con el cual vas a poder reparar tu cabello dañado en muy poco tiempo, con poco dinero y de manera muy fácil. El ingrediente secreto de este remedio es nada menos que la Maizena. Lee con mucha atención para que aprendas a prepararlo y en poco tiempo tu cabello quede increíble.

Repara tu cabello dañado con Maizena

Ingredientes:

  • Maizena: 2 cucharadas
  • Agua: 2 tazas
  • Miel: 1 cucharadita
  • Acondicionador: 1 cucharada
  • Aceite de almendras, coco u oliva: 1 cucharada

Preparación:

  1. Colocar la maicena en el agua y disolverla;
  2. Llevarlo al fuego hasta obtener un resultado cremoso;
  3. Retirar del fuego y dejarla enfriar;
  4. Colocar el resto de los ingredientes en la cacerola y mezclar bien hasta lograr una mezcla homogénea;
  5. Aplicar sobre el cabello seco con mucho cuidado para no enredarse;
  6. Colocar la mascarilla en todo el cabello;
  7. Y al final en el cuero cabelludo;
  8. Hacer este tratamiento antes de acostarse, pues por ahora tendrá que poner una toca en el cabello y pasar la noche con ella;
  9. A la mañana siguiente, lavar el cabello con normalidad;

Esta crema se puede utilizar como un acondicionador para el cabello para diversas ocasiones, simplemente preparar la crema y guardarla en un envase de plástico. Después, se puede aplicar como un acondicionador regular. Para mejores resultados de este acondicionador casero, aplíquelo en el cabello, y déjelo funcionar durante 35 minutos, retírelo con agua y luego lávese con champú. Haga el tratamiento 3 veces por semana. Después de usar la mascarilla por segunda ocasión, podemos ver los resultados.

Consejos para mantener tu cabello en buen estado

#1 Cepillarte todos los días

Para tener el pelo sano y lindo, peinalo al menos 3 veces al día, una de ellas antes de irte a dormir. Esto estimula la circulación sanguínea del cuero cabelludo y contribuye a un crecimiento saludable.

#2 Enjuagarte con agua fría

Grábalo en tu memoria: el enjuague debe ser con agua medianamente fría o, a lo sumo, tibia. No quiere decir que te tengas que dar una ducha helada, se trata simplemente del último enjuague. El agua caliente daña el cuero cabelludo, haciendo que el pelo se vea seco y sin brillo. La fría, en cambio, sella las cutículas, dejándolo mucho más brillante y sedoso, ya que refleja mejor la luz. Y, por si fuera poco, también acelera su crecimiento. ¡Wow!

#3 No abuses del secador ni de la planchita

La exposición al calor puede resecar el pelo y hacer que, a corto o a largo plazo, se vuelva opaco y sin vida. Por eso es importante no ser adicta al secador (un poquito no se le niega a nadie). Lo ideal es secarlo con aire frío o tibio y en pequeñas secciones por poco tiempo. Es decir, no apuntar el secador fijamente sobre un mismo mechón y no moverlo. ¿Consejo? Intentá usar secadores con tecnología de iones, ya que producen un menor daño.

Lo mismo pasa con las planchitas: no las uses todos los días y tratá de que la temperatura sea moderada, o podrías quemar (literalmente) la fibra capilar. Antes de exponer tu pelo al calor, no te olvides de protegerlo con algún sérum.

¡Comparte este artículo!