Ella subió una foto en traje de baño dejando atrás sus inseguridades. ¡Así opinaron en las redes sociales!

Las redes sociales hoy en día son un increíble medio donde puedes darte a conocer en todo el mundo de manera muy sencilla.

El problema es que se debe de tener una gran tolerancia, ya que en las redes sociales existen todo tipo de personas y unas parece ser que tienen como único objetivo atacar a las personas. Con comentarios hirientes hacen que las personas les den ganas hasta de quitarse la vida.

Hoy les traemos la historia de una chica que dejó atrás todas sus inseguridades y subió una foto en traje de baño. ¡Acompáñanos a leer esta historia!

Subió una foto en traje de baño y así opinaron las redes sociales

Paris Harvey, una joven de Kent, en Inglaterra, ha tenido que soportar por largos años el bullying por parte de sus amistades, pero eso ya no va más, después que decidiera luchar contra los propios prejuicios que sentía sobre si misma, y subir a las redes sociales una foto de ella en traje de baño: estos fueron los comentarios de las redes hacia su foto.

Su mayor miedo al rechazo, era su cuerpo. Por eso Paris Harvey decidió luchar contra los propios prejuicios que tenía sobre su cuerpo, y con tan solo 13 años, subió una foto con traje de baño a las redes sociales.

Ella tiene graves problemas con su metabolismo, lo que hace que gane peso rápidamente: “Puedo comer lo mismo que que una persona normal, pero gano peso. No es que me pase el día comiendo chucherías”, explicó la joven en una entrevista con Daily Mail.

Asimismo, una displasia de caderas hace que su pierna derecha sea más corta en 1,5 centímetros, todo esto, ha hecho que sus compañeros de escuela y personas en las redes sociales se burlen de ella.

Pero ha hecho oídos sordos a todos los que la critican y fue a la playa en traje de baño. Después de esta simple actividad que todos deberíamos hacer sin prejuicio alguno, subió las fotos a las redes.

“Hoy me enfrenté a mi mayor miedo y fui a la playa en traje de baño”, escribió en el tuit que ha recibido cientos de reacciones.

Aunque las ofensas no se tardaron en llegar: “ella está obesa y enferma” o “esto es asqueroso“, le dijeron algunos.

Pero a ella, eso ya no le importa.

“Decidí centrarme en el apoyo, porque el odio no es nada comparado al amor. Nadie debería cambiar para hacer sentir cómodos a otros (…) No me convertiré en una modelo, pero quería mostrarle a la gente que no importa cómo te veas”, escribió la joven en las redes.

¡Comparte esta increíble historia que servirá de inspiración para muchos!